Nos quejamos constantemente de que no recibimos las cosas que queremos y que otras personas tienen lo que tú deberías tener, no entiendes el porqué, ya que te esfuerzas y comprometes al máximo en todo lo qué haces.

Nunca has pensado que quizás no estás llegando de la forma correcta para conseguir eso que realmente deseas.

Creo que una de las cosas que debemos hacer para impactar a los demás y nuestros proyectos, es sentir empatía por los demás. Cuando estás hablando con otras personas trata de ponerte en el lugar de ellas y sentir lo que ellos sienten en el momento. Verás como cambias la perspectiva. Enséñate cómo eres, no trates de vender una perfección que no existe, todos tenemos miles de defectos, deja que cada quien sea que decida si quiere estar cerca de ti o no.

Eso de caer bien a todo el mundo es imposible, sencillamente es sabido que habrá personas en tu vida con las que tendrás más química que otras y más si no vendes una imagen que no eres. A pesar de la tecnología y la rapidez de los tiempos, no te olvides de que somos humanos y necesitamos contacto, como un apretón de manos o un saludo sutil, tengo personas que en mis malos días me han cambiado el chip por su buena actitud y me recuerdan quien soy y donde debo estar.

Yo soy de las personas que hablo mucho, por lo tanto me es fácil comunicar. Pero una de las cosas que si está mal es solo hablar de nosotros mismos, de lo que tienes o quien eres, eso aburre. Habla de ti y cómo te sientes, pero también comparte con los demás y deja que todo fluya, será Perfecto. El mundo no es solo tuyo. Pero también recordemos, dejar que alguien hable de si un poco, también va a dejar que esa persona se sienta más cómoda.

Para finalizar mi reflexión de hoy, siempre enfócate en lo que tienes en común con la otra persona. Recuerda que siempre quedamos diciendo cuando hablamos con alguien, en serio.. yo también! O a mí tampoco me gusta eso. Jajaja son cosas básicas pero tan sencillas de la vida, que sin darnos cuenta hasta la persona más experimentada se mueve en ese carrito por la comodidad.

Recuerda esto, porque yo también lo trato de recordar y mejorar cada vez que puedo. Vivimos en una vida que es un constante aprendizaje. Nunca lo olvides, se tu mismo. Esa es la clave no trates de imitar a nadie. La clave está en ser original!
Feliz martes!
Marisol Guizado