A pesar de ser mujer tengo que confesar que al preguntarme el nombre de una mujer científica me quede en el aire. Me fue más fácil hablar de miles de científicos hombres que han dado su aporté, nombres que vienen a la mente instantáneamente como Newton o Albert Einstein, pero ¿Qué pasa con nosotras las mujeres? No es cuestión de feminismo o machismo, es cuestión de igualdad de oportunidades.

Nosotras debemos ser más solidarias y dar el reconomiento que las de nuestro género se merecen. Creo que ese sería el primer cambio que debemos hacer. Estamos en pleno siglo XXI y los cambios son constantes. Yo misma, luego de escribir acerca de esto, me prometí que para foros como Carreras y Trabajos del Futuro tenemos que darle a la mujer su exposición.

Uno de los temas que me tiene apasionada, es el cambio de la humanidad en temas tecnológicos. He intentado buscar en Panamá alguien que tenga el título de futurólogo/a, todavía no ha aparecido, si saben de alguien por favor me lo comunican. Mujeres somos muy importantes y calificadas para competir en cualquier cosa que nos propongamos. Me han dicho muchas veces que los hombres le temen a las mujeres independientes y profesionales, creo que un hombre seguro de lo que es, debe sentirse orgulloso de poder tener una mujer de esa índole.

Las mujeres somos protagonistas de nuestra propia vida. Nosotras tomamos las decisiones de como querernos reflejarnos ante el mundo,  debemos ayudar a las que todavía no se han dado cuenta del potencial que tienen. Falta un largo trecho para ver su presencia en la ciencia, pero los cambios ya son visibles.

Es necesario que se pueda llegar a la equidad, para llegar a la igualdad. Como sociedad debemos leer a todas esas mujeres científicas que han hecho cambios significativos. Marie Curie fue un un ejemplo de perseverancia en un mundo totalmente masculino, llegando a ganar dos veces un premio nobel.

Si sus hijas dan muestras de ser científicas, los padres debemos alentarlos, que vayan tras sus sueños. Las oportunidades y condiciones están dadas. Consensuar y hacer Sinergia Estado, sector privado y Universidad para lograrlo. Mujeres, nunca dejemos de soñar, necesitamos muchas Marie Curie que nos den lecciones que cuando se trabaja y se cree en algo se puede llegar a dar, nunca nos rindamos, es nuestro momento.